Estanterías originales para decorar

Estanterías originales para decorar

Estanterías originales

Queremos decorar una habitación,Custodia Per Iphone e Smartphone, pero a veces nos faltan ideas originales. Vamos a esos grandes supermercados donde venden todo tipo de habitaciones modernas,Cover iPhone, con todos los adornos que requieren, pero no encontramos ese toque especial, único, diferente que andamos buscando. Buscamos distinción: algo que sea lo suficientemente llamativo como para decir: esta habitación es única y el que entre en ella se fijará inmediatamente en esa particularidad que la hace especial. Con ese motivo, he reunido dos tipos de estanterías fáciles de construir personalmente, con escasos materiales, y con un impacto visual final impresionante.


La primera de estas estanterías originales está elaborada sencillamente con dos tablones y dos cinturones. Sí, como leéis: dos cinturones. Como podéis apreciar en la imagen, únicamente entornillando o utilizando clavos para atar ambos cinturones a las dos tablas de madera, es suficiente para sujetarlas más tarde a la pared. Cada cinturón, previamente atado como si lo vistiera alguien, se coloca a un extremo de la tabla, se fija con varios tornillos por la parte inferior y por los laterales, y después se enclava el segundo tablón a una distancia más alta únicamente por los laterales. Midiendo las distancias, efectúas eso mismo con el otro cinturón, que bien puede ser igual que el primero u otro bien distinto. Las maderas empleadas pueden ser de color natural o pintadas a nuestro gusto.

La segunda estantería original está pensada especialmente para colocar libros. La idea fue de Miron Lior. Actualmente se puede comprar en Internet por menos de 20€, pero si tenemos un poco de arte para las manualidades, crear este sistema de estantes es muy sencillo. Únicamente requerimos de varias pletinas metalizadas con forma de L y base amplia para fijarlas a la pared. Pondremos tantas como estanterías queramos y la distribución de las mismas en la pared quedará a manos de nuestro gusto. Fijadas las L en la pared, tomamos un libro grueso que no nos valga, a ser posible de páginas blancas y de tapa dura. Con el libro en posición horizontal, abrimos la tapa trasera y la colocamos por debajo de la pletina, y el resto de las hojas encima de la pletina. Ahora, utilizando el agujero/s que presenta la sujección en forma de L, atornilla la base con el libro. Hecho esto, podrás colocar encima de este primer libro, unos cuantos más hasta ocultar a la vista la pletina atornillada a la pared. Allí quedarán tus libros bien sujetos para su uso, de manera horizontal, como suspendidos en el aire por arte de magia.

Ideas como estas van surgiendo cada cierto tiempo. Si no estás dispuesto a esperar a que otro venga a innovar, ponte manos a la obra y ¡crea tu propia estantería personalizada!

Fuente: airesdedecoracion

Foto: regalador.com y airesdedecoracion